El Ozono

El Ozono

El ozono es una molécula inestable, compuesta por tres átomos de oxígeno, formada al disociarse los dos átomos que componen el gas de oxígeno.

Cada átomo de oxígeno liberado se une a otra molécula de oxígeno gaseoso (O2), formando moléculas de ozono (O3), la  inestabilidad provoca que al entrar en contacto con sustancias oxidables actue como agente desinfectante, entre estos sustancias podemos incluir los virus, mohos y bacterias susceptibles de oxidacion, asi como compuestos orgánicos o inorgánicos, como iones metálicos, plásticos o gomas.

                                                         

El Ozono desinfectante natural.

En las reacciones oxidantes, el oxígeno inestable es transferido liberando una gran cantidad de energía, desde la molécula de ozono al compuesto a oxidar, esta energía de oxidación causa la rotura de las membranas de los microorganismos destruyendo su ADN Y ARN (material genético) que es oxidado y destruido,  finalizando así su actividad biológica.

La primera vez que el ozono fue utilizado para el tratamiento de aguas con el propósito de desinfección fue en 1893. Desde entonces, ha ido ganando en popularidad y es usado, cada vez más, por industrias y particulares.

Las principales ventajas que aporta el ozono para su uso en aguas son:
    - Elimina los olores y sabores del agua.
    - No deja residuos.
    - Compatible con otros tratamientos.
    - No afecta al pH.
    - No colorea el agua.

Una de las principales ventajas de su uso es la conversión del ozono en oxígeno, sin dejar ningún residuo químico perjudicial en el agua.